Un compromiso repetido

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puedes (y en el momento en que puedas), ayúdanos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

La abuela Rosalina se hijo cargo de Ariana. Foto: Marc Ascher.

Rosalina ahorró durante ocho años para poder operar a su hija nacida con labio hendido. Y ahora su nieta tenía la misma condición.

“¿Te imaginas si yo te hubiera abandonado al nacer?”, reclamó Rosalina a su hija Lidia cuando la joven de 29 años le anunció que no se sentía preparada para cuidar a la bebé Ariana, nacida con labio hendido, y que se iría.

El padre de Ariana tampoco estaba en su vida así que todo recayó en la abuela, que, gracias a lo ocurrido con su hija, sabía a lo que se enfrentaba.

De a poco comenzó a ahorrar como podía para, algún día, tan incierto como lejano, poder operar a su nieta Ariana.

Pero fue diferente esta vez.

Una conocida de la fundación Arte y Manos Oaxaqueñas (AMO) le comentó sobre el trabajo de Operación Sonrisa México y de sus cirugías y tratamiento integral para la hendidura facial. Y que todo era gratuito.

Ariana tiene un futuro brillante. Foto: Jasmin Shah.

Para Rosalina fue un cambio fundamental en la perspectiva de vida de su nieta Ariana. Ya no tendría que esperar ocho años por una cirugía.

Pocas semanas más tarde abuela y nieta se embarcaron en un autobús que proveyó AMO para viajar a Puebla y asistir a un programa quirúrgico de Operación Sonrisa México.

Ariana superó sin problemas la evaluación médica integral que realiza el personal médico voluntario para determinar si un paciente está saludable para hacer frente a una operación.

Finalmente llegó el día de la cirugía y poco después Ariana llegó a brazos de su abuela con su labio reparado y una nueva sonrisa.

La felicidad de Rosalina era completa, su esfuerzo y compromiso se vieron reforzados y sustentados por el trabajo que realiza Operation Smile, a su vez respaldada por el apoyo de generosos donantes como tú.

Aunque la madre de Ariana no ha regresado a su vida, su abuela tiene la tranquilidad de que sus otros hijos se harán cargo de ella en el futuro.

Tu generoso apoyo cambia la vida de los niños. Foto: Jasmin Shah.