El cambio

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puedes (y en el momento en que puedas), ayúdanos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

Axel fue apoyado por Operación Sonrisa Paraguay desde los cuatro días de nacido. Foto: Carlos Rueda.

“Cambiaste a nuestro hermano por otro bebé”, le decían sus hijos mayores a Cyntia, incrédulos ante la nueva sonrisa de Axel, su hermano menor. 

Axel fue operado por Operación Sonrisa Paraguay a los siete meses y no era consciente todavía de que tenía un futuro más brillante gracias al esfuerzo de sus padres. No lo habían cambiado a él, habían cambiado su vida.

Pero no había sido fácil para Cyntia y su esposo Arturo.

El embarazo inesperado, ya tenían otros tres hijos, se transformó rápidamente en preocupación cuando los médicos les advirtieron que era una gestación de riesgo por diversos motivos.

Debido a ello Cyntia debió realizarse ultrasonidos con mucha frecuencia para seguir de cerca su salud y la del bebé en camino.

Un voluntario médico realiza una cirugía en Paraguay. Foto: Tyler Barrick.

Alrededor de los siete meses de embarazo surgieron dudas sobre si su bebé seguía con vida y le fue realizado otro ultrasonido.

Los médicos le confirmaron que el corazón latía, aunque habían detectado una condición de hendidura facial. Poco le importó a Cyntia, ¡su bebé seguía con vida!

Poco antes del parto un pediatra le informó sobre el trabajo de Operación Sonrisa Paraguay y a los cuatro días de nacido sus padres ya lo habían llevado a la clínica. Allí recibieron consejos sobre nutrición y le fue colocada una placa de alimentación.

La nutrición es un programa clave de Operation Smile. La condición de hendidura facial impide muchas veces que un bebé pueda ser amamantado o alimentado, con el riesgo de la desnutrición e incluso la muerte.

También es necesario que el bebé se desarrolle con normalidad para poder hacer frente a la cirugía gratuita que es posible gracias a tu generoso apoyo. En tan solo 45 minutos se puede cambiar la vida de un niño como Axel.

Axel junto a su madre Cyntia. Foto: Carlos Rueda.

Los hermanos mayores, otros familiares y vecinos se unieron en apoyo de Cyntia, Arturo y Axel.

Cuando llegó el momento de acudir a un programa quirúrgico de Operación Sonrisa Paraguay Cyntia y Arturo no podían ocultar su ansiedad.

Todo su esfuerzo rindió sus frutos cuando Axel superó sin problemas su evaluación médica integral, procedimiento por el cual los voluntarios médicos de Operation Smile determinan si un bebé está apto para una cirugía.

Axel regresó a casa con una nueva sonrisa y es ahora un niño feliz que disfruta de sus hermanos y sus amigos.