Cirugía para el pueblo

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

Todo empezó cuando hace unos años unos voluntarios y trabajadores de Operation Smile viajaron al Triángulo de las Minas en busca de personas nacidas con condiciones de hendidura facial. Muchas personas de la zona viven en caseríos remotos, donde para poder llegar a un camino se debe andar por horas o cabalgar, y una vez ahí es necesario viajar en autobús muchas horas más para poder tener acceso a un hospital.

Era difícil decirle a estas personas que solamente se atenderían pacientes que tenían condiciones de hendidura facial. Fue así que Operation Smile decidió embarcase en esta nueva experiencia de proveer apoyo para dos hospitales más allá de los servicios quirúrgicos especializados para pacientes con hendidura facial, y ofrecer cirugía segura y a tiempo para el pueblo.

Estos hospitales están aislados, y el único medio de transporte para las personas en esta región es una avioneta que hace un viaje por día. Los hospitales solamente cuentan con una sala quirúrgica y los recursos son limitados, incluyendo el agua potable, que a veces no hay.

El programa de Radio “Cirugía para el pueblo” fue desarrollado para educar a las personas de la región acerca de las enfermedades y condiciones que pueden ser tratadas a través de una cirugía segura. Es importante la educación de la población como parte integral del cuidado que Operation Smile está ofreciendo en la zona.

Centro Grace Mcgregor B, en Mangua.

Cuando los huracanes Iota y Eta alcanzaron territorio nicaragüense, Operación Sonrisa Nicaragua tomó la iniciativa de convertir el Centro Grace McGregor B, en uno de acopio. La decisión se dio a conocer a través de las plataformas virtuales de Operación Sonrisa Nicaragua. Esto los convirtió en el primer centro de acopio donde los nicaragüenses rápidamente se solidarizaron con sus compatriotas más vulnerables y se volcaron a dar donaciones. Fueron recibidas de parte de individuos, organizaciones, instituciones, colegios y universidades.

Los habitantes del Triángulo de las Minas fueron de los más afectadas por los huracanes Iota y Eta, incluyendo el 3% de pacientes de Operación Sonrisa Nicaragua, quienes perdieron lo poco que tenían. Estas personas fueron llevadas a centros para damnificados creados por el sistema nacional de mitigación y prevención de desastres.

Operación Sonrisa Nicaragua, con el fin de ayudar a la comunidad, decidió repartir los insumos recolectados a través de la radio, y distribuirlos entre los más necesitados.

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza.