Miremos en un espejo

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

Nuestra historia puede ser contada en papel, en internet o incluso por medio de hojas de cálculo y reportes. Pero hoy te proponemos una forma diferente, más simple. 

Miremos en un espejo.  

Primera mirada en Colombia. Foto: Rohanna Mertens.

Tu apoyo hace posible cirugías que transforman vidas y también una asistencia de primer nivel mundial, como por ejemplo odontología y terapia del lenguaje. Pero también provee un momento único como es la primera vez que los pacientes observan su nueva sonrisa.  

Primera mirada en India. Foto: Malin Hoelstad.

El impacto emocional es al mismo tiempo profundo y complejo. Al paciente le lleva un tiempo procesar y asumir la enormidad del cambio. Muchos pacientes recién operados temen que el intento por sonreír les cause dolor. 

Primera mirada en Filipinas. Foto: Zute Lightfoot.

A veces parece que se preguntaran si la imagen en el espejo es realmente un reflejo de ellos. Ese es el tipo de impacto que tu donación puede generar hoy 

Primera mirada en Perú. Foto: Margherita Mirabella.

Luego de su cirugía, los pacientes más pequeños reciben una Bolsa de Sonrisas. Incluye artículos para el cuidado personal y cuadernos para colorear. Este regalo, que para muchos es muy importante, también incluye un espejo.  

Primera mirada en Madagascar. Foto: Zute Lightfoot.

Nuestra capacidad para proveer estos momentos depende de personas generosas y compasivas.  

Nos enfrentamos a desafíos sin precedentes para reanudar las misiones médicas una vez que pase lo peor de la pandemia de COVID-19. Una larga lista de pacientes espera por ese momento en que se miran al espejo tras la cirugía.  

La persona que viste en el espejo esta mañana es la que puede lograrlo.  

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza.  

Primera mirada en India. Foto: Zute Lightfoot.