La formación de futuros voluntarios

Las doctoras Wafaa Mradmi de Marruecos, izq,, Rocío Trujillo de Ecuador, Souad Terrab y Saloua Ettalbi de Marruecos durante la misión “Mujeres en Medicina” Oujda, Marruecos. Foto: Jasmin Shah.

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

En un mundo que presenta nuevos y enormes desafíos, es vital que Operation Smile y su comunidad de voluntarios permanezca enfocada en el trabajo de proveer un mejor futuro a los pacientes y sus familias.  

Operation Smile celebra en cada enero el Mes de la Formación, aunque reconoce todo el año a sus voluntarios médicos y no médicos que refuerzan la capacidad de alcanzar a más pacientes a través de la formación de los líderes del mañana.  

El Dr. Briand Michel Rakotomanga, izq., y Ravaka Ny Aina Rakotorahalahy, tercero desde la izq., observan a la Dra. Lora Mae de Guzmán de Filipinas durante una formación en Madagascar. Foto: Rohanna Mertens.

Operation Smile cambia la vida de niños alrededor del mundo con una cirugía segura, efectiva y a tiempo. Todo esto gracias a la ayuda de voluntarios médicos, estudiantes voluntarios y a las generosas contribuciones de los donantes.  

Es por medio del entrenamiento y nuestros programas de formación que nuestros instructores voluntarios pasan sus conocimientos, pasión y habilidades a estudiantes que serán a su vez los mentores del futuro.  

Esto nos permite transmitir un mensaje positivo y generar el cambio en los países en los que trabajamos.  

Foto del equipo que participó en la misión “Mujeres en Medicina” en Marruecos. Imagen: Jasmin Shah.

Muchas de las mujeres voluntarias trabajan en puestos clave para proveer cirugía y asistencia de alto nivel a los pacientes con condiciones de hendidura facial. El año pasado llevaron adelante la misión “Mujeres en Medicina: inspirando a una generación” en Marruecos. Fue la primera misión internacional integrada únicamente por mujeres. 

Dentistas, cirujanas, enfermeras, técnicas en biomedicina y otras, compartieron sus conocimientos y se inspiraron mutuamente. 

Integrantes del equipo realizaron actividades de formación, incluyendo un innovador taller sobre cirugía de hendidura facial con cirujanas plásticas residentes. Los componentes de educación de la misión permitieron que las doctoras aumenten sus conocimientos. 

No solamente desarrollaron habilidades, sino que también dieron un paso hacia un futuro en el que puedan ser cirujanas voluntarias de Operation Smile.  

“En promedio, un equipo de Operation Smile en una misión médica está compuesto por mujeres en un 60 por ciento”, dijo Kathy Magee, cofundadora y presidente de Operation Smile. “Ya sabemos que nuestro trabajo no sería posible sin su talento, generosidad y compasión”.

Participantes del programa “Sirviendo Sonrisas” en el hospital Sentara Leigh de Norfolk, Virginia. Foto: Operation Smile. 

Cuando la pandemia de COVID-19 nos introdujo en una normalidad diferente, nuestro gerente de los programas estudiantiles en Virginia Beach, Virginia, Pete Hansen, lanzó el programa piloto “Sirviendo Sonrisas”, que subrayó el valor de convocar a los estudiantes en apoyo a una causa.  

Los estudiantes voluntarios se asociaron con restaurantes locales para proveer alimentos a los trabajadores de la salud que asistían a los contagiados en los hospitales locales.  

Esto inspiró doblemente a los estudiantes. Por un lado, ayudaron a los negocios locales, muchos de estos familiares, a seguir trabajando y por otro asistieron a los trabajadores de la salud en el frente de batalla. 

“Incluso en el peor momento, Operation Smile encuentra una forma de apoyar a las comunidades globales y locales”, dijo la actriz Kate Walsh. “Estoy orgullosa de la organización y su programa Sirviendo Sonrisas, que incluye la donación de miles de platos de comida a los hospitales. Este esfuerzo alimenta el alma y el espíritu de nuestros trabajadores de la salud en el frente de lucha contra el COVID-19. Es un gesto amable que muestra gratitud y valoración a quienes arriesgan su vida por protegernos”. 

Integrantes del equipo de cocinas hablan por Skype durante su entrenamiento en la sede de Operation Smile en enero de 2020. Foto: Bethany Bogacki. 

Nuestros programas estudiantiles proveen la oportunidad de concientizar, recaudar fondos y educar sobre nuestras misiones médicas. 

Estos estudiantes se convierten luego en formadores que inspiran ideas como el “Proyecto Cocinas”. 

Nuestros asociados en investigación hallaron una relación potencial entre el humo que inhalan las madres que están cerca de una cocina a fuego abierto y el riesgo de que su bebé sufra una hendidura facial.  

Un grupo de estudiantes voluntarios tomó la iniciativa y recaudó fondos para repartir cocinas seguras en países de ingresos bajos y promedio. Un ejemplo fue en Chiapas, México.  

Una de las voluntarias, Holly Zoeller, se vinculó a Operation Smile cuando estaba en el secundario y viajó a Madagascar a formar a los pacientes sobre los aspectos básicos de la asistencia sanitaria.  

Como becaria Graham Brown en la Universidad de Louisville, Kentucky, Holly, utilizó el dinero de la beca para continuar su trabajo junto a Operation Smile para proveer cirugía segura y asistencia médica.  

Presentó la idea de las cocinas seguras al equipo de estudiantes voluntarios y logró una asociación con InfraRural, una organización que se especializa en la construcción e instalación de cocinas a leña seguras.  

La coordinadora clínica voluntaria Doreenlove Serwaa de Ghana comparte un momento especial con una paciente en una misión local en Koforidua. Foto: Zute Lightfoot. 

Como enfermera en Ghana, Doreenlove Serwah, se apoya en el coraje y la colaboración de su equipo para asegurar el bienestar y la asistencia a cada paciente. 

Se unió a Operation Smile en 2016 como voluntaria en la sala postoperatoria para asistir a los pacientes y sus familias luego de la cirugía. 

Doreenlove pasó rápidamente de estudiante a profesora cuando logró el título de instructora en soporte vital básico y pediátrico en un curso de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos.  

Pero quería más. 

Ya preparada para emplear sus habilidades como enfermera y formadora, buscó el puesto de coordinadora clínica. 

“El papel de la coordinadora clínica es una parte integral e importante en el planeamiento y ejecución de una misión”, dijo. “Por medio de ello descubrí que tenía habilidades que no sabía que tenía”.  

Doreenlove coordina equipos de voluntarios que llegan desde todo el mundo.  

“El ser voluntaria de Operation Smile me abrió el camino para explorar mis cualidades de liderazgo”, explicó. “Me transformé en una mejor enfermera y formadora para muchos”.  

Nuestros voluntarios pueden ofrecer toda una gama de habilidades diferentes y provienen de sitios diferentes, pero todos comparten la misma motivación de ayudar a sus comunidades e inspirar a la próxima generación por medio de la compasión y la educación. 

Fomentamos el liderazgo y alentamos a todos los voluntarios. Esperamos que estas historias inspiren a las próximas generaciones a buscar cambios positivos a escala global.  

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza.  

La dentista voluntaria Hanan Elayyan con una paciente en Ammán, Jordania. Foto: Jasmin Shah.