El cambio en la vida de Yitci

Yitci a los tres años, antes de su operación. Foto: Operation Smile. 

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

Yitci llamó la atención día de las revisiones médicas integrales durante una misión de Operation Smile en Tegucigalpa, Honduras en 2013.

A los tres años no estaba muy al tanto del esfuerzo de sus padres para que pudiera recibir la ayuda necesaria y repararle su labio hendido. A poco de nacer le buscaron apoyo sin éxito, les dijeron que era muy pequeña para cualquier tratamiento 

El padre de Yitci, Franciscomantenía a una familia de cinco personas gracias al cultivo de frijoles y maíz en un campo ubicado a una hora de caminata desde el hogar. Todo lo hacía por alrededor de 60 lempiras por día, unos tres dólares en ese momento. 

Pero como el trabajo no es siempre estable por distintos motivos, Francisco pidió un préstamos de 500 lempiras (unos 25 dólares) para que Yitci y su madre Rosibel pudieran subirse a un autobús en Ojojona y viajar durante dos horas y media a Tegucigalpa. 

El traslado fue la primera oportunidad que tuvieron para poder asistir a Yitci en tres años y no faltaron la ansiedad y los nervios cuando esperaban para saber si su hija había sido seleccionada para una cirugía que le cambiaría la vida 

Yitci tres años después de su operación. Foto: Carlos Rueda. 

Operation Smile se mantiene firme en su compromiso de acercar la posibilidad de una cirugía segura y asistencia a sus pacientesCientos de niños llegan a cada misión médicapero no todos superan la evaluación médica integral en la cual se establecen sus condiciones para enfrentar una operación. A muchos se les pide que regresen en otra oportunidad. 

Yitci fue uno de los 130 niños que fueron operados durante la misión y su madre Rosibel no podía contener sus lágrimas. Dijo que lo que más quería para su hija es una vida feliz 

Operation Smile se reecontró con Yitci en 2017, para entonces con siete años y con una hermosa sonrisalograda gracias al apoyo constante de nuestros donantes. 

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza.