Nicolle no se rinde

Nicolle no se rinde

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

Nicolle vive en Ciudad de Guatemala, gusta mucho de asistir a la escuela y espera los sábados con alegría porque es el día de su clase de danza.

A los 9 años es una niña que lleva una vida normal pese a ser otro ejemplo del esfuerzo que implica sobreponerse al labio y paladar hendidos.  

Con la asistencia de Operación Sonrisa Guatemala pudo ser operada desde muy pequeña para solucionarle la fisura labial. Luego recibió dos operaciones más, primero el paladar y luego para solucionar una fístula.  

En mayo de 2019 volvió a una misión de Operation Smile por otra fístula que le causa incomodidad y su madre Jessica quiere que vea a un dentista, para que pueda sonreír plenamente.  

Como relató la propia Jessica a Mónica González, directora ejecutiva de Operación Sonrisa Guatemala, lo peor de todo cuando nació su hija fue afrontar la discriminación y el rechazo de las demás personas.  

Su esposo Maynor contó además de que nunca se les dijo durante el embarazo que la niña tenía una condición de labio y paladar hendidos. 

Nicolle tenía 10 meses cuando fue operada por primera vez.

La cirugía fue un antes y un después en su vida.

El rechazo y la discriminación se solucionan por lo general con la reparación del labio, pero en casos más complicados queda todo lo demás por hacer. Operation Smile asiste a los niños con una evaluación médica integral primero, y luego les brinda asistencia postoperatoria y terapia del lenguaje en un momento clave de sus vidas.  

Para el matrimonio fue muy revelador cuando llegaron a la misión de Operación Sonrisa Guatemala y vieron numerosas familias que tenían hijos con la misma condición. Se sintieron cómodos y tranquilos. 

La abuela de Nicolle –quien la cuida cuando sus padres policías están de servicio- estaba muy conmovida el día de la operación y tenía mucho miedo. Jessica también. Fueron los doctores quienes les explicaron que todo saldría bien y que aguardaran con tranquilidad.  

Nicolle tenía 10 meses cuando fue operada por primera vez y los padres lo recuerdan como un día en que cambió la vida de la niña y la de ellos.  

Están felices de que tenga ahora una vida normal, que sonría, juegue y baile. Y están seguros de que cuando crezca será feliz y muy bonita.  

Si puedes (y en el momento en que puedas), ayúdanos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

NUESTRO MÉTODO

Nosotros hemos establecido una presencia global y actualmente proveemos cuidado médico de primera clase para tratar condiciones de hendidura facial, en mas de 30 países con la ayuda de miles de voluntarios que representan más de 60 países. Así es como estamos llevando cirugía segura para alrededor del mundo.