La felicidad de Britany

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

La felicidad de Britany

Britany se hamaca en el patio de la misión Operación Sonrisa Honduras. Cada vez que el columpio sube observa el cielo, sonríe. Su madre Cinthia la observa y la ayuda.  

Estoy tan contenta porque ella ha podido vivir una vida normal, no tiene complejos, no tiene problemas y es simplemente una niña feliz”, dice Cinthia.  

Imagino que si ella no hubiera tenido esas cirugías su vida habría sido muy difícil, plena de abusos. Hay mucho abuso en las escuelas contra los niños que no pueden hablar bien por ejemplo. Ella tiene buena dicción y está bien de salud”. 

Cinthia asegura que es una agradecida a Dios y a Operation Smile.  

Todavía impactada por enterarse durante el parto de la condición de Britany, que nació con labio y paladar hendidos, Cinthia intentó que la operaran a los cuatro meses de vida. 

Hasta entonces no había podido amamantarla y vajaba 90 minutos todos los días hasta un hospital para extraerse leche y poder dársela a su hija 

Pero la primera operación no funcionó. El labio volvió a abrirse. 

Fue justo por esa época cuando Cinthia se enteró de que existía Operación Sonrisa Honduras y que allí Britany podría recibir atención de expertos.  

En la misión de Operation Smile en el hospital San Felipe prefirieron darle un descanso a la niña y decidieron operarla cuando cumpliera 10 meses.  

Britany poco antes de su primera cirugía.

Cinthia, su madre, está muy agradecida con Operation Smile.

Toda la familia recibió además apoyo emocional, algo que fue muy importante para complementar el apoyo que recibieron de sus parientes 

Britany tiene ahora 10 años, pasó por la operación de labio adicional y otras cuatro relacionadas con el paladar.  

Tiene dos hermanos pequeños, los mellizos Sambar y Justin. Ella ayuda a su madre aunque a veces se queja medio en broma de que solamente quería un hermano 

Habló con Operation Smile y aseguró que hace su tarea al regresar de la escuela, algo que su madre no está muy segura de que sea cierto. 

Después juego un poco y cuido a mis hermanos. Juegolanda(juego de persecución, ndlr) en la calle con mis amigos”. 

“Voy a la escuela de 6 a 12, siempre voy caminando y puedo ver animales, personas y muchas casas. Nos enseñan ciencias sociales, ciencias naturales y matemáticas. También podemos jugar”. 

Britany está muy agradecida con los cuidados que recibe en Operación Sonrisa Honduras.  

Operación Sonrisa me ayuda muchísimo. Me ayuda a hablar mejor y me están arreglando los dientes”.  

Britany tampoco oculta el orgullo de ser la protagonista de uno de los afiches de la misión en Honduras.  

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

NUESTRO MÉTODO

Nosotros hemos establecido una presencia global y actualmente proveemos cuidado médico de primera clase para tratar condiciones de hendidura facial, en mas de 30 países con la ayuda de miles de voluntarios que representan más de 60 países. Así es como estamos llevando cirugía segura para alrededor del mundo.