En busca de un Varón

Después de amar y criar a tres hijas, Nioti y su esposo, Monbula, no perdían la esperanza de que algún día tendrían un varón en su familia.

A las horas de la madrugada de una noche de invierno, Nioti dio a luz a su cuarto hijo, Bipul. Noti y Monbula, estaban llenos de alegría al ver que sus oraciones habían sido contestadas y ahora estaban recibiendo un hijo varón.

Sin embargo, esa alegría pronto se torno en preocupación al ver que su único varón había nacido con labio hendido.

Debido a que ellos desconocían las verdaderas causas de paladar hendido, Monbula y Nioti creían que la condición de labio hendido era un castigo de los dioses debido a la influencia lunar de un eclipse durante el embarazo. Las verdaderas razones que producen el labio hendido todavía no se saben a ciencia cierta, pero se cree que factores son ambientales y hereditarios .

Algunas personas de su comunidad creían que Bipul estaba “contaminado” debido a su labio hendido; Sin embargo, el amor de Nioti, era más grande que cualquier prejuicio.

“Fue mi suerte tener este niño.” Dijo Nioti.

Monbula y Nioti se dieron cuenta acerca de la posibilidad de recibir una cirugía el día que Bipul´s nació. Y aunque no sabían lo que el futuro depararía para su hijo Bipul, sabían que algún día recibiría el cuidado que ellos sabían que él necesitaba y merecía.

Cuando Bipul tenía tres años, su familia se enteró que en una cuidad cerca llamada Odisha, existía la posibilidad de accesar a una cirugía. Ellos estaban seguros que el día que habían pensado había llegado. Sin embargo, para Bipul la idea de dejar su pequeña comunidad lo aterraba, por lo que su familia decidió no ir a Odisha, lo que permitió que Bipul siguiera viviendo con el labio hendido.

Bipul siguió creciendo y el tiempo para que el fuera a la escuela llegó. Sin embargo, los otros niños le podían apodos y lo molestaban todo el tiempo, creando un ambiente escolar casi insoportable para él. A menudo, regresaba a casa llorando debido a todo el abuso verbal que sufría durante el día. Nioti, su madre, trataba de consolarlo diciéndole que algún día él recibiría la cirugía que le repararía su labio hendido y le cambiaría su vida.

Cuando Bipul tenia 9 años, la cirugía de la que su madre le hablaba todo el tiempo no parecía estar tan lejos, ya que Operation Smile hizo un evento en su comunidad para dar a conocer que pronto iba a haber una misión médica en Durgapur.

Bipul no tenia miedo esta vez.

Estaba tan listo, que dijo que si tenía que viajar solo para llegar al lugar de la misión, lo haría. Como que si todo el miedo que lo detuvo en el pasado se había esfumado. Bipul muy contento emprendió el viaje con su familia que lo llevaría a encontrar su nueva sonrisa.

 

Bipul y su madre, Noiti esperando para la cirugíaPhoto: Jasmin Shah

En cada etapa de la cirugía, ya fuera que ellos estuvieran recibiendo una evaluación médica, o que estuvieran esperando el día donde anuncian los pacientes que recibirán la cirugía, Bipul tenía una gran sonrisa en su cara, y le daba la señal de “pulgares hacía arriba” a todos los que pasaban.

La valentía de Bipul no solo le ayudo a enfrentar el ambiente desconocido de la misión, pero le ayudo a relacionarse con otros pacientes y voluntarios del hospital.

 

MonuDe siete años y Bipul posan para una foto el día de anuncio de pacientes que recibirán cirugía. Photo: Jasmin Shah. 

Monu, de siete años, quien su familia también aprendió acerca de la misión en el mismo evento que Bipul, fue un paciente que formo una relación estrecha con Bipul.

A pesar de que vivir con una condición de hendidura puede poner la vida de un niño en una encrucijada, porque incrementa el riego de enfermedad y mal nutrición, también puede llevar a una vida de soledad y asilamiento debido a los fuertes paradigmas sobre las condiciones de hendidura.

Monu y Bipul, han vivido a cinco minutos el uno del otro toda su vida, pero nunca se habían conocido hasta el día de la misión.

Los padres de Monu, Santosh and Bina, sabían que su hijo no era el único niño con condiciones de hendidura. Pero cuando estaban en el sitio de la misión en Durgapur, se sorprendieron  al ver el numero de familias que se presentaron para busca de reparación quirúrgica de la condición de hendidura para sus hijos.

Bipul and Monu jugan juntos mientras esperar recibir la cirugía que repará su labio hendido.PhotoJasmin Shah. 

Después de que Bipul y Monu, recibieran y pasaran exitosamente sus exámenes preoperatorios, se mantuvieron juntos durante la misión jugando juntos en el área de niños antes de su cirugía. Y pues, Monu al ver que Bipul le daba la señal de aprobación de “pulgares arriba” a los voluntarios y otros miembros del staff que conocían, él lo empezó a hacerlo también.

Y como lo esperaban, el equipo de Operation Smile curó la sonrisa de ambos, quienes se mantuvieron como amigos cercanos aun después de la cirugía cuando regresaron a sus hogares.

Con una cirugía segura de Operation Smile la vida de cada paciente tiene un futuro prometedor. No solo un niño tiene la oportunidad de ir a la escuela, pero también ahora pueden encontrar el valor que necesita para ir y alcanzar sus sueños, que alguna vez se pudieron ver opacados por el perjuicio social.

El sueño de Monu es convertirse en un policía y el de Bipul es poder seguir estudiando y algún día le gustaría poder hablar Inglés. Para Monu y Bipul, una condición que generalmente previene que las personas puedan desarrollar relaciones interpersonales, les permitió convertirse en grandes amigos.

 Monu and Bipul  una año después de recibir su cirugía de  Operation Smile. Photo: Jasmin Shah.