“La Ruta de las Sonrisas”

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

En 2020 en plena pandemia de COVID-19, Operación Sonrisa Nicaragua soñó en grande y en 2021 se cumplió: una clínica móvil. 

La atención sanitaria presencial fue suspendida durante tres meses debido a las restricciones sanitarias.

Decenas de pacientes corrían riesgo de quedar desprotegidos, en particular los de las zonas más remotas del país.

En ese momento “innovamos con la clínica virtual, pero siempre estuvo esa sensación de que se podía hacer algo más”, explicó Tatiana Morales, directora ejecutiva de Operación Sonrisa Nicaragua.

El equipo de Operación Sonrisa Nicaragua junto a la clínica móvil. Foto: Operation Smile.

Le comentó la idea a Jaffa Coen, quien en ese momento era presidenta de la Junta Directiva, quien la apoyó completamente.

“La familia Coen contaba con este móvil en la fundación Familia y a inicios de este año dicha fundación cerró; Jaffa habló conmigo si deseaba aún tener una clínica móvil y nos hicieron la donación total”, relató Tatiana.

Con el sueño de una clínica móvil cumplido, Operación Sonrisa Nicaragua ideó la campaña “La Ruta de las Sonrisas”, que tiene como objetivo acercar el tratamiento integral a los pacientes que viven en las zonas más remotas del país.

En la clínica móvil se pueden desarrollar tratamientos de terapia de lenguaje, pediatría, nutrición, psicología y odontología.

Una vez establecida la logística, se planea la ruta a recorrer en cada salida, siempre con el fin de alcanzar a los pacientes que lo necesitan.

Si puede (y en el momento en que pueda), ayúdenos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza.