Entre destellos y sonrisas

Mira a los estudiantes impulsando la salud de las comunidades en México

Historia de un voluntario

Alexander y su madre, Micaela, dentro de su casa en México. Fotografía cortesía de Holly Zoeller.

Nuestra promesa de mejorar la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19 perdura. Estamos ayudando a los trabajadores de salud de primera línea a mantenerse seguros, nutridos y capacitados para atender mejor a sus pacientes al proporcionarles suministros y equipos que les salvan la vida, así como capacitación remota para reforzar su respuesta. También proporcionamos asistencia nutricional, kits de higiene y servicios de salud virtuales para apoyar a las personas y sus necesidades de salud para que puedan prosperar.

Arropado en una frasada morada y anidado en la cadera de su madre, Alexander estaba muy contento cuando su familia recibió a los voluntarios de Operation Smile en su casa.

Verlo curarse tan bien, verlo subir de peso, todo fue personal para la voluntaria Daniela García. Como reclutadora de pacientes para Operation Smile Mexico, Daniela conectó a la familia con una misión médica Operation Smile, donde Alexander recibió una cirugía para reparar su condición de hendidura facial.

Unos meses después de la exitosa cirugía de Alexander, Daniela y su compañera voluntaria Holly Zoeller se encontraron en San Cristóbal, trabajando con esta familia una vez más.

Pero esta vez, Operation Smile les pidió que ayudaran a más personas, con sus estufas.

El dúo cosechó detalles de esta familia y otros en la comunidad, identificando necesidades específicas, así como preferencias culturales para el sabor y la preparación de comidas. Esta retroalimentación influye eel trabajo se desarollara  más adelante este año y en los años venideros.

Un tipo de estufa que se encuentra comúnmente en los hogares de familias que viven en México. Fotografía cortesía de Holly Zoeller.

La chispa

La investigación realizada por Operation Smile y sus socios fue la chispa que encendió el proyecto de la estufa.

Para profundizar un poco más en las causas de las condiciones de hendidura, Operation Smile se asoció con la Universidad del Sur de California y el Children’s Hospital de Los Ángeles en 2009 para llevar a cabo el Estudio Internacional de la Familia (IFS).

Hasta la fecha, el equipo de IFS ha recolectado más de 17,000 muestras de saliva individuales que representan a más de 7,200 familias, creando el depósito genético más grande y diverso de muestras de hendiduras a nivel mundial. Si bien el equipo de IFS no ha trabajado en México, han trabajado con familias en diferentes países, desde Guatemala hasta Madagascar y Filipinas, donde hay un número especialmente elevado de personas nacidas con condiciones de hendidura facial.

Los hallazgos hasta la fecha revelan una posible relación entre la inhalación de humo materno por cocinar sobre una llama abierta y un mayor riesgo de que un niño nazca con una condición de hendidura facial.

Estos hallazgos significativos, junto con la comprensión universal de que el humo afecta el bienestar de las familias, inspiraron a Operation Smile a considerar las intervenciones. Y un proyecto piloto para reemplazar las estufas a fuego abierto parecía ser el lugar natural para comenzar.

“Creo que (el proyecto de la estufa) podría ser increíblemente beneficioso e impactante para la comunidad global que Operation Smile ha estado ayudando durante tanto tiempo”, dijo Holly.

Para el miembro del equipo Jarrett Peterson, el proyecto de la estufa de cocción está tomando medidas teniendo en cuenta el impacto a largo plazo.

“Tengo la suerte de trabajar en un proyecto que se centra tanto en el presente como en el futuro”, dijo Jarrett.

En la escuela secundaria, Holly viajó a Antananarivo, Madagascar, para una misión médica con Operation Smile y enseñó los fundamentos de la atención médica a pacientes jóvenes. Fue allí donde fue testigo del impacto que cambia la vida de la organización en la vida de los niños y sus familias.

Como becaria de James Graham Brown en la Universidad de Louisville, Holly asistió al Simposio Step UP 2019, una conferencia para los voluntarios universitarios de Operation Smile, y aprendió algo ella misma.

Al utilizar el dinero que le otorgó la beca, tuvo los medios para ayudar a Operation Smile a cumplir su misión de brindar atención a pacientes y familias en todo el mundo.

Aquí es donde nació la idea del proyecto “The cook stove”.

“Durante dos veranos, (los becarios) reciben fondos para crear proyectos de enriquecimiento, que están dedicados a algo que nos interesa y nos apasiona”, explicó Holly. “Originalmente pensé en viajar con un programa para hacer trabajo de salud pública, pero después de dirigirme a Step UP, me di cuenta de que podía hacer un trabajo mucho más impactante con una organización que ya conocía y amaba”.

Holly lanzó su idea a los miembros del equipo de Operation Student Programs.

Ya habían estado en reuniones con los cofundadores de la organización, buscando una oportunidad para que los estudiantes lideren el proyecto “The cook stove”.

La participación de Holly encendió la chispa en este proyecto y, después de algunas reuniones y una propuesta formal, se encontró trabajando con Daniela y sus familias en Chiapas, realizando una investigación que sentaría las bases para el proyecto piloto “The cook stove”.

Los miembros del equipo “The cook stove” hablan con Holly Zoeller por Skype durante su capacitación en la sede central de Operation Smile en enero de 2020. Fotografía: Bethany Bogacki.

Calentando

Lo que se supone que debe traer salud a las familias también puede despojarlas de ella.

El humo de una estufa de llama abierta se filtra en los pulmones y baja al pecho. La respiración se dificulta. Y los ojos se les llenan de agua.

“La oportunidad de ayudar a las familias es la razón por la cual este viaje a Chiapas es tan importante”, dijo Holly a su equipo de estudiantes voluntarios durante la capacitación en enero.

Después de haber estado en estos hogares, observando e interactuando con las familias mientras preparaban el almuerzo, Holly había sentido los efectos de la inhalación de humo personalmente.Después de estar solo en una de las casas durante una hora, se fue con un dolor de cabeza que duró el resto del día.

Esto es lo que impulsa a Sara Hatfield, miembro del equipo de cocinas y estudiante de la Universidad de Maryland College Park.

“Para mí, el proyecto “The cook stove” es una oportunidad para educar y equipar a las personas en Chiapas con el conocimiento y los recursos para ser más saludables”, dijo Sara. “Vamos a construir juntos, hablar, compartir comidas y aprender unos de otros y su cultura”.

Holly canalizó este espíritu de servicio mientras conversaba en español con un representante de InfraRural, una empresa de estufas con sede en la Ciudad de México. Aprovisionados en su totalidad en el país e instalados con la ayuda de voluntarios, cada estufa cuesta $ 240.

“No tengo dudas de que nuestra asociación con InfraRural para la instalación de estufas de cocina de una manera culturalmente sensible será fundamental para la salud y la seguridad de las personas que viven en Chiapas, enriqueciendo sus vidas en los años venideros”, dijo la miembro del equipo Briana Lonergan.

Para comenzar, el equipo de estudiantes tiene como objetivo vender camisetas para recaudar fondos suficientes para cubrir el costo de 15 estufas.

Pero el trabajo de los estudiantes no está terminado una vez que han ayudado a instalar una estufa y asegurarse de que funciona correctamente. Los estudiantes invitarán a miembros de cada familia a participar en una encuesta voluntaria y preguntas de campo sobre su salud y su hogar.

Este proyecto es un “programa culturalmente sensible que se implementará en asociación con la comunidad”, dijo Sara.

Programas para estudiantes está trabajando para garantizar la sostenibilidad del proyecto: cuando el próximo equipo de estudiantes salga a reemplazar más estufas, también se volverán a conectar con las familias del último viaje, se registrarán para discutir su salud y evaluar cualquier tendencia.

“Cuando pienso en el alcance de este proyecto y en todo el potencial que tiene, me sorprende”, dijo Holly.

Los miembros del equipo “The cook stove” posan para una foto grupal en la sede central de Operation Smile en enero de 2020. De izquierda a derecha: Brianna Lonergan, Jarrett Peterson, Jaime Erkobani y Sara Hatfield. Fotografía: Bethany Bogacki.