El día de la enfermería

Seguimos cumpliendo nuestra promesa de promover la salud y la dignidad durante la pandemia de COVID-19. Estamos ayudando a los trabajadores de la salud de primera línea a mantenerse a salvo, bien alimentados y empoderados para atender mejor a sus pacientes mediante la entrega de suministros y equipamientos vitales y la realización de capacitaciones a distancia para fortalecer su respuesta. También brindamos asistencia nutricional, botiquines de higiene y servicios sanitarios virtuales para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades sanitarias y prosperar. Si puedes (y en el momento en que puedas), ayúdanos a cumplir nuestra promesa de cuidar a los niños y generar esperanza. 

La enfermera voluntaria Kristi Loveridge durante un programa médico en Puebla, México. Foto: Jasmin Shah.

Se necesita una devoción particular para seguir una carrera en el campo de la atención médica.

Para honrar a las mujeres y hombres que donan su tiempo y experiencia, estamos celebrando el Día Internacional de las Enfermería el 12 de mayo y reconociendo lo agradecidos que estamos de trabajar con personas tan talentosas y apasionadas que se comprometen a cuidar a los pacientes en sus comunidades locales, así como a pacientes alrededor del mundo.

Los profesionales médicos dedican años de estudio y trabajo para garantizar la mejor atención en una variedad de áreas.

Los sistemas médicos de todo el mundo fueron llevados al límite con la pandemia de COVID-19. Nuestro mundo luchó contra un virus del que, hace tan solo dos años, sabíamos muy poco.

Con más de 6.000 voluntarios médicos activos, Operation Smile es una de las organizaciones sin fines de lucro basadas en voluntarios más grandes del mundo.

De los 51 puestos de voluntarios en un programa médico típico de Operation Smile, 19 están ocupados por personal de enfermería. 

Camille Pond, enfermera de quirófano voluntaria, con un paciente en Bangladesh. Foto: Marc Ascher.

Celebrado en todo el mundo el 12 de mayo, el Día Internacional de la Enfermería conmemora los logros de la profesión en el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale.

Florence fue una enfermera pionera en la atención adecuada del paciente que influyó en las políticas de los siglos XIX y XX en torno a la necesidad de una atención médica y de enfermería segura y de alta calidad.

Durante los últimos dos años, los servicios de salud y atención se vieron obligados a una transformación abrupta y drástica para mitigar con éxito la propagación de COVID-19 y continuar brindando los más altos niveles de atención a los pacientes en hospitales, consultorios médicos y otras instalaciones en todo el mundo.

Queremos destacar a las enfermeras que sirven regularmente a su comunidad y van más allá para brindar atención en otros países como voluntarias médicas de Operation Smile. Las enfermeras siempre están en primera línea, especialmente durante una gran pandemia.

Foto cortesía de Victoria Leal.

Nada podría haber preparado a Victoria Leal y sus compañeros de enfermería para los cambios que sufrirían cuando su piso en un hospital de Florida se convirtió en una unidad de cuidados intensivos de COVID-19 en menos de 24 horas.

“Le dije a las otras enfermeras: ‘No vayan a trabajar por un cheque. Uno va a cuidar al paciente y a motivarse con los resultados’. Creo que con esta pandemia las enfermeras sienten o piensan que necesitan ser mejores enfermeras”, dijo.

Victoria ha estado en 24 programas de Operation Smile. Pero en 2020, usó sus conocimientos y habilidades adquiridos en viajes al extranjero para atender y cuidar a los pacientes afectados por COVID-19.

La experiencia recabada con Operation Smile “te enseña a tener más imaginación para crear algo para sobrevivir, para protegerte o para trabajar con un paciente porque aprendemos de esas enfermeras que trabajan con esas limitaciones. Me hicieron más compasiva”, explicó Victoria.

La escasez de equipo de protección personal es algo que ninguna enfermera o profesional médico esperaba experimentar cuando, en el pasado, muchos de estos materiales a menudo se desechaban después de un uso.

Doreenlove, enfermera voluntaria de Operation Smile Ghana. Foto: Zute Lightfoot.

Pero el virus afectó a los trabajadores de la salud, los hospitales y las comunidades a escala mundial. Y los desafíos que trajo la pandemia en las personas de ingresos bajos y promedio fueron aún más devastadores.

Como enfermera en un país de recursos limitados como Ghana, Doreenlove Serwah también enfrentó la pandemia de COVID-19. Brinda atención vital a los pacientes y educa a su equipo sobre los protocolos de seguridad necesarios para manejar el virus.

“La pandemia y los problemas que surgieron hicieron muy evidente el papel que desempeñan las enfermeras”, dijo Doreenlove.

“Constituimos una gran fuerza de trabajo; me atrevo a decir que la mayor proporción en el sector de la salud. Tendemos a tener más tiempo de interacción con nuestros pacientes, y esto les permite ganarse nuestra confianza y comunicarse más abiertamente con nosotros, permitiéndonos asesorarlos, educarlos y cuidarlos. Nuestro tiempo de contacto mejorado y nuestras habilidades también nos permiten hacer valiosas observaciones y contribuciones a la planificación de su atención médica”.

Nabil Sadoq juega con un paciente de Operation Smile Marruecos. Foto: Margherita Mirabella.

Al igual que muchos otros trabajadores de la salud en todo el mundo, el enfermero Nabil Sadoq de Marruecos se ofreció como voluntario para trabajar en primera línea en la unidad de respuesta al COVID-19 de su hospital, a pesar de los riesgos y desafíos que sin duda enfrentaría.

“Lo primero que aprendemos de Operation Smile es el voluntariado. En mi hospital, fui uno de los primeros voluntarios que eligió trabajar en la unidad de COVID-19”, dijo.

“Empecé a trabajar en la unidad COVID-19 de la misma manera en que trabajábamos en los programas de Operation Smile. Nos ayuda a reducir el estrés a pesar de la carga de trabajo”.

El heroísmo de Victoria, Doreenlove y Nabil es universal. Estamos agradecidos por los sacrificios que hacen cada día cuando van a trabajar y estamos encantados de que elijan pasar su tiempo libre como voluntarios de Operation Smile.

Únanse a nosotros para celebrar el Día Internacional de la Enfermería, no solo hoy, sino todos los días, porque sin nuestros voluntarios médicos, Operation Smile no existiría.