Danila: Un espíritu brillante, una sonrisa brillante


Brasil

Más de 400 niños y sus familias se reunieron en el Hospital Infantil Albert Sabin en Fortaleza, Brasil. Danila, una niña de 5 años, vino con su madre para corregir la hendidura en su labio. Ellas viajaron muchos kilómetros, por horas, a través de campos desolados y caminos de tierra desde su pequeño pueblo Senador Pompeu.

El primo de Danila, quien se había mudado a la gran ciudad de Fortaleza, escuchó de un amigo que trabaja en el hospital sobre la Misión de Operation Smile. Danila, la más joven de 10 hermanos, se ha esforzado gracias al amor y apoyo de su gran familia, pero ella no tiene muchos amigos debido a esa “cosa chistosa” en su cara. Ha sido ridiculizada y la han hecho sentirse fea y poco querida por su deformidad facial. Esto le ha roto el corazón a sus padres.

Ahora, después de la cirugía, Danila no puede dejar de sonreír. Ella es una hermosa y adorable niña a quien le va bien en la escuela, hace sus deberes y ríe con sus amigos como lo haría cualquier otra niña. Su madre ha visto un cambio notable en la personalidad de su hija como resultado de la cirugía.

“Estoy muy feliz de ver a mi hija sonreír todo el tiempo. Le está yendo muy bien, tiene muchos amigos, muchos de ellos nuevos, que vienen todo el tiempo a nuestra casa a jugar con Danila.”

 

“Cada niño que padece una deformidad facial es nuestra responsabilidad. Si nosotros no cuidamos de ellos, no existe garantía de que alguien más lo hará.”

- Kathy Magee, Co-fundadora y Presidente de Operation Smile